Desde la cárcel La Picota aseguró que como Presidente se empeñará para que los responsables de delitos por corrupción tengan penas superiores a 40 años.

Anunció que en su gobierno se “acabarán todos los beneficios y privilegios para los corruptos” que han defraudado la confianza de los colombianos.

Bogotá, 18 de abril de 2022. Desde la entrada principal de la cárcel La Picota, en Bogotá, el candidato presidencial Fico Gutiérrez anunció hoy un vuelco al sistema carcelario que implica, entre otras decisiones, acabar con el “Patio Rosa” de este penal, donde los corruptos hacen fiestas con wisky y ordenan contratación pública.

Indignado por lo ocurrido con el “Pacto de La Picota” llamado “perdón social” por el Pacto Histórico, que a su juicio es realmente un “pacto criminal para cambiar votos por reducción de penas” y “beneficiar a los peores criminales del país”, Fico dijo que como Presidente se empeñará en que los responsables de delitos por corrupción tengan penas superiores a 40 años de prisión.

Contrario a la propuesta del Pacto Histórico de negociar rebajas de penas, Fico anunció que aumentará el castigo para quienes se roban los dineros públicos.

El candidato aprovechó su visita a ese lugar emblemático y el rechazo que la opinión le ha dado a la iniciativa del Pacto Histórico de hacer acuerdos con corruptos, narcos y asesinos, para anunciar que en su gobierno se “acabarán todos los beneficios y privilegios para los corruptos” que han defraudado la confianza de los colombianos.

Desde ese lugar, Fico manifestó que su gobierno liquidará el Inpec y construirá más cárceles seguras para acabar con el hacinamiento, de manera que los reclusos vivan en condiciones dignas, y que haya resocialización, pero pagando las penas a las que se hicieron acreedores por violar la ley.

La corrupción con los dineros públicos que los colombianos pagan por impuestos es uno de los hechos que más rechazo genera en la opinión pública y Fico se pone en este momento a la cabeza de los demás aspirantes presidenciales en la lucha contra este flagelo.

Fico también reprochó que Petro haya propuesto una JEP para narcotraficantes, con beneficios jurídicos, y se preguntó si acaso hay otro “pacto con narcotraficantes” con perdón social.

“No le podemos entregar el país a La Picota a plena luz del día”, dijo.

Investigar “Pacto de La Picota”

Fico pidió a las autoridades que investiguen lo ocurrido en el penal la semana pasada, cuando un hermano del candidato presidencial, Gustavo Petro, ingresó a la Picota, a ofrecer reducción de penas a los corruptos más peligrosos, a cambio de votos.

Ahora se sabe que la visita del hermano del candidato Petro, con algunos abogados pudo haber tenido la permisividad del personal de vigilancia del penal que obstruyeron las cámaras para evitar que las reuniones con los reos quedaran grabadas.

“Lo que sucedió la semana pasada mientras las familias colombianas estaban en espacios de reflexión y recogimiento, fue ver cómo la otra campaña venía justamente a este sitio a buscar los votos de los corruptos y los violentos, se reunieron con los peores asesinos y violentos del país, a cambio de votos, a cambio de rebajas de penas o como se le conoce, el tal ‘perdón social”, dijo Fico.

“Esto es de los peores escándalos que ha vivido el país en temas de corrupción, un asunto que afecta a todo el pueblo colombiano”, agregó Gutiérrez.

“Ellos no tienen vergüenza, quedó demostrado lo que querían hacer. El mismo Petro dio declaraciones a un medio de comunicación confirmando a qué había venido su hermano a La Picota, a hablar con Iván Moreno y que sí se había hablado de la rebaja de penas y del llamado ‘perdón social’. Ese tal perdón social no es otra cosa que un pacto criminal de votos por rebajas de penas. El país no puede permitir que desvíen la atención sobre ese tema”, insistió.

“Vamos a proponer el aumento de penas a más de 40 años y acabar con los privilegios en esos pabellones como el famoso pabellón R sur de La Picota, donde entró el hermano del otro candidato a negociar votos por rebajas de penas. Esta alcahuetería no puede continuar”, añadió el candidato.

Agregó que “hay una gran diferencia entre dos modelos de país: uno al que le apostamos por la legalidad y otros que le apuestan a la ilegalidad que ejercieron en el pasado y hoy quieren ejercerla a través de terceros. Están llevando a escenarios en el que estructuras criminales del país obligan a la gente a votar por el otro candidato. ¿Cuáles son las garantías democráticas para la ciudadanía que les tiene miedo a estos criminales?”, se preguntó Fico.